Contactanos

Sociedad

Este verano aumentan las chances de contraer Dengue

Publicado hace

Desde el Centro de Estudios Parasitológicos y de Vectores de la UNLP lo asocian al cambio climático y las migraciones.

Atentos a las consecuencias del cambio climático y al incremento de los movimientos migratorios de una región del mundo a otra, investigadores de la Universidad Nacional de La Plata advierten sobre la posibilidad de que el mosquito Aedes aegypti, el agente transmisor de los virus de Dengue, Zika, Chikungunya, y Fiebre amarilla, tenga mayor presencia en nuestra región.

Desde el Centro de Estudios Parasitológicos y de Vectores (CEPAVE), dependiente de la UNLP y el CONICET, sostienen que si bien desde diciembre a fines de marzo es la época de mayor densidad de este mosquito, y en consecuencia hay mayor riesgo de transmisión en esta zona, el ciclo de vida del mosquito se desarrolla a lo largo de todo el año en los distintos estados, huevo, larva, pupa y adulto.

Por esta razón, los especialistas en vectores de la UNLP recomiendan “mantener todas las medidas de prevención y ataque contra el insecto, como única alternativa para evitar un agravamiento del problema”.

Si bien durante el invierno, cuando las temperaturas descienden, el mosquito adulto desaparece, sus huevos pueden sobrevivir varios meses inclusive años a la espera de las condiciones climáticas propicias para eclosionar, dando nacimiento a las larvas y, consecuentemente, a una nueva generación de estos insectos.

Juan José García, investigador del CEPAVE brindó un ejemplo que grafica claramente la magnitud del problema: “en el cementerio municipal hay aproximadamente 300 mil floreros, de esa totalidad puede ser que 500 de ellos tengan larvas de este insecto en septiembre, la población irá creciendo y en febrero casi el 100% de los recipientes con agua tendrán larvas y pupas de A. aegypti, y así aumentará la cantidad de hembras picando y colocando huevos. En ese momento la población de mosquitos va a estar en plena actividad y es cuando el riesgo de transmisión de las virosis es mayor”.

En este sentido adelantó que “a partir de del mes de enero, la presencia del mosquito en la ciudad de la Plata y alrededores va a ser muy notoria”. Es que –aclaró- con la llegada del calor intenso, el ciclo de vida del mosquito se acelera, y en apenas 15 días pasa de huevo a mosquito adulto en condiciones de poner una nueva generación de huevos.

En este marco, García explicó que tanto el cambio climático como los masivos movimientos migratorios que se llevan a cabo de forma constante a causa del turismo o por razones laborales y por el transporte, favorecerá que virus que estaba, por ejemplo, en el sudeste asiático, en África u en otro continente pueda propagarse de forma rápida por América latina.

Un caso revelador es el del virus del Zika, que estaba restringido a África hasta hace pocos años. Pero en 2014 pasó a islas del Pacífico y en 2015 y 2016 se lo registró en el continente americano, incluida nuestra región.

Es que  Aedes aegypti cuenta con una adaptación natural que resulta clave a la hora de instrumentar mecanismos de control de la enfermedad. Los huevos de esta especie de mosquito tienen la capacidad de pasar largos períodos de latencia en seco; es decir que no eclosionan hasta que la temperatura media del ambiente no supere los 17 grados centígrados. Gracias a esta cualidad, los embriones pueden mantenerse con vida aún en lugares completamente secos a la espera de agua y calor. Una hembra puede poner un promedio de entre 100 y 120 huevos por ovipostura, hasta cuatro veces en su vida.

Llegó para quedarse

Si bien A. aegypti se había declarado erradicado de Argentina en 1963, desde 1989 la población del mosquito comenzó a expandirse de nuevo en la región. Científicos del CEPAVE detectaron su presencia en la provincia de Buenos Aires y en la ciudad de La Plata en el año 1994. A partir de allí, este Centro realizó mediciones semanales de densidad y desplazamiento de las poblaciones de Aedes aegypti durante más de dos años. En el 2000 se presentó un informe detallado a las autoridades sanitarias anticipando que esto que vivimos hoy podía ocurrir”.

El especialista en insectos vectores de enfermedades explicó que “desde hace decenas de años se sabe que la distribución geográfica del mosquito va de los 35º de latitud norte hasta los 35º de latitud sur; de modo que era de esperar que el mosquito colonizara esta región si no se ponían barreras artificiales. Ahora sabemos que el Dengue llegó a la Argentina para quedarse”.

Desde el CEPAVE insisten en que, hasta ahora, el mejor mecanismo para controlar la enfermedad es la prevención y educación de la población respecto a medidas personales tales como destrucción de los criaderos y protección contra la picadura de mosquitos de actividad diurna, incluso el empleo de mosquiteros, ropas protectoras y repelentes, espirales. En cuanto a los criaderos, lo común comprende recipientes naturales o artificiales, generalmente pequeños, en los que se deposita agua, cerca o dentro de las viviendas, por ejemplo, neumáticos viejos y otros objetos como frascos, envases plásticos o floreros. La fumigación solamente es recomendada en los tratamientos focales donde ocurren casos de la enfermedad, para rápidamente reducir la densidad del vector y reducir el riesgo de dispersión del virus.

Los tres principales en la región

En la ciudad de La Plata y sus alrededores, son tres las especies de mosquito más frecuentes de encontrar en parques, jardines y dentro del hogar:

  • Culex Pipiens: también llamado mosquito trompetero.  Es el más común en la región. Se alimenta de sangre, y sus hábitos nocturnos lo convierten en una verdadera molestia a la hora de dormir, especialmente por su particular zumbido que delata su presencia y, consecuentemente, la inminencia de la picadura. Su tamaño puede variar desde 3 a 7 milímetros.
  • Aedes albifasciatus: o mosquito charquero​ o zancudo callado. Con una longitud de entre 6,5 y 7,4 mm hace su aparición en forma de explosiones poblacionales luego de períodos de lluvia muy intensos y en zonas anegables. Al nacer todos juntos, tienen la capacidad de invadir la ciudad formando nubes de insectos. Sólo la hembra pica y se alimenta de sangre. Tiene hábitos diurnos y prefiere los parques y espacios abiertos antes que el interior de las casas.
    • Aedes aegypti: Es negro, con anillos blancos en las patas y un dibujo en forma de lira en el dorso del tórax y el abdomen. Es el vector principal para dengue, chikungunya y zika. Tiene hábitos domiciliarios: vive dentro y en los alrededores de las casas. Las hembras pican, y lo hacen principalmente temprano por la mañana y al atardecer, pero puede picar también en otras horas. Al poco tiempo de picar, ponen sus huevos en las paredes internas de cualquier recipiente cercano con agua limpia estancada

Control biológico para combatir las larvas

Desde el CEPAVE avanzan en la búsqueda de mecanismos de control biológico para erradicar al mosquito y, especialmente, a las larvas. Es decir, la utilización de enemigos naturales que permiten regular y controlar el crecimiento de las poblaciones de mosquitos.

Dentro de la gama de los patógenos, se descubrió un hongo llamado Leptolegnia  chapmanii que, en las pruebas de laboratorio y de campo, ha demostrado tener una gran efectividad en la eliminación del mosquito. La ventaja de esta alternativa es que no afecta a otras especies animales ni vegetales.

En este momento los científicos de la UNLP están trabajando en la búsqueda de medios artificiales para producir el hongo en un medio de cultivo que sea barato y a gran escala, teniendo en cuenta que conserve la viabilidad y efectividad durante varios meses.

El Dengue en cifras

En América latina y el Caribe, en los primeros siete meses de 2019, más de dos millones de personas contrajeron la enfermedad y 723 fallecieron.
La cifra de casos supera el total reportado en 2017 y 2018, aunque hasta el momento es inferior a lo registrado en 2015-2016, según describe el último informe de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

En Argentina, según datos aportados por la Secretaría de Salud de la Nación en el verano de 2018 se detectaron en Argentina más de 76 mil casos y se produjeron 11 muertes. Un daño superior en un 53% si se lo compara con la epidemia que afectó al país en 2009.

 

Investiga UNLP

Sociedad

San Fernando: El Centro Municipal de Zoonosis es considerado modelo para replicar en la Provincia

Publicado hace

El Municipio de San Fernando lleva adelante una política activa sobre el cuidado de los animales, mediante exitosos operativos de castración y vacunación que ofrece en forma gratuita recorriendo todo el distrito y en el Centro Municipal de Zoonosis, ubicado en Malvinas Argentinas 3100, Victoria (Tel. 4580 – 5732, lunes a viernes de 7.00 a 16.00 horas). Con el fin de darle un salto de calidad a las prestaciones brindadas, la Comuna renovó totalmente la dependencia dotándola de modernas y cómodas instalaciones.

En esta oportunidad, autoridades del Departamento de Zoonosis Urbana de la Provincia de Buenos Aires visitaron las renovadas instalaciones del Centro Municipal de Zoonosis de San Fernando con el fin de intercambiar experiencias, modelos de trabajo y replicar la exitosa experiencia en otros municipios.

Cabe destacar que el Centro Municipal de Zoonosis de San Fernando, recientemente inaugurado, cuenta con amplios, cómodos y preparados caniles y gateras, que son espacios donde estarán las gatas y cachorros en observación. También se mejoraron las salas del quirófano y el consultorio para brindar una mejor atención. Por último, se amplío y mejoró el playón de estacionamiento, con mejores accesos y salidas.

continuar leyendo

Sociedad

Aromáticas, aliadas para combatir insectos en la huerta

Publicado hace

Diseñar la huerta con variabilidad de colores, olores y diferentes alturas para cada especie genera un ambiente químico heterogéneo que dificulta la invasión de los artrópodos. Pautas de asociación con efecto repelente, sugeridas por técnicos del INTA.

Desde la antigüedad, las plantas aromáticas ocupan un lugar destacado debido a sus propiedades como remedios caseros para diversas dolencias, que van desde los problemas digestivos hasta afecciones en la piel, como así también su aporte al arte culinario. Desde el programa ProHuerta, que conducen el Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación y el INTA,subrayan la importancia de incorporar las aromáticas a la huerta para que, asociadas con las hortalizas, dificulten la invasión de los insectos.

En este sentido, Francisco Pescio –especialista del INTA AMBA y autor del libro “Mi casa, mi huerta” recalcó la importancia de realizar un buen diseño de la huerta orgánica a fin de garantizar que sea autosustentable, apoyado en los principios de la agroecología. A su vez, subrayó: “Las aromáticas tienen gran importancia en la asociación con hortalizas en las huertas”.

Para Pescio, es clave diseñarla sustentados en el principio de la biodiversidad combinando variabilidad de colores, olores y especies, intercalado con aromáticas. “Esto genera condiciones que ayudan a repeler y espantar posibles insectos dañinos”, explicó.

De acuerdo con Pescio, cuando los insectos arriban a un sistema agroecológico diversificado perciben una variedad de olores y colores, típicas de cada especie de hortalizas, flores y aromáticas que los confunde, los desorienta y los ahuyenta. “Estas asociaciones producen un efecto combinado, que tiene como resultado un ambiente que dificulta la invasión de los insectos”, indicó.

“Los animales y las plantas viven en un mundo de comunicación química”, explicó Pescio y detalló que ambos tienen la capacidad de detectar a cierta distancia las sustancias volátiles que producen aromas en las plantas.

Este fenómeno es bien conocido por las plantas que, si se aprovecha, producen sustancias que interfieren en el mecanismo de comportamiento de los insectos, ya sea para espantarlos o para atraer a otros insectos benéficos.

Hortalizas y aromáticas: socios en la huerta

Las asociaciones con plantas semiperennes se refieren a la sinergia que producen las hortalizas y las aromáticas. Por ejemplo, el romero, la lavanda y el tomillo son plantas aromáticas que, al colocarse generalmente en los extremos de los canteros y en los bordes, siempre generan una asociación benéfica.

Con respecto a las aromáticas como la manzanilla y la albahaca, las asociaciones deben ser anuales. En este punto, Pescio recomendó las clásicas conocidas como la albahaca y el tomate para ahuyentar insectos en general, moscas y mosquitos, o bien la yerba buena, la ortiga y el ajo para repeler pulgones e insectos en general.

También se refirió a la combinación del romero, el repollo y la salvia, sumado a la asociación de borraja con tomate para evitar las orugas cortadoras.

continuar leyendo

Sociedad

Se voló gran parte del techo de una escuela primaria en Monte Grande

Publicado hace

Debido al cuantioso temporal registrado estas ultimas horas en Buenos Aires, la lluvia y fuertes vientos desatados en el territorio provocaron diferentes destrozos en el Conurbano Bonaerense, entre ellos la Escuela Primaria N°55 «Dr. Raúl Alfonsín» sufrio la voladura casi total de su techo.

Gran parte de las chapas que recubrian el techo volaron por los aires y fueron a parar a las calles del barrio, por lo cual desde esta mañana personal del municipio comenzó los trabajos de refacción aunque por este imprevisto las aulas del establecimiento se llenaron de agua.

La limpieza de los interiores tambien se llevan a cabo, mas precisamente en el salon de computación que fue el mas perjudicado.

 

continuar leyendo

Destacado

This site is protected by wp-copyrightpro.com