28.1 C
Buenos Aires

Norma Bonelli “El coronavirus redujo la epidemia de los hechos de tránsito»

La Asociación Carla Arduini nació con la muerte de la joven de 15 años quien, el 22 de diciembre de 2004, fue atropellada por un camión sin frenos en la intersección de las avenidas Hipólito Yrigoyen y 25 de Mayo. Estaba llena de sueños e ilusiones: faltaban tan sólo dos días para la Nochebuena y junto a su abuelo volvían de comprar regalos para el arbolito familiar.

A 16 años de ese episodio que tuvo una resolución ejemplificadora en el ámbito de la Provincia de Buenos Aires (en 2008, quien conducía el vehículo fue condenado a 3 años y 6 meses de prisión e inhabilitado para conducir por 8 años), Norma Bonelli  su madre participa activamente en cada una de las decisiones políticas destinadas a reducir la siniestralidad vial.

Durante una extensa charla, repasa momentos duros pero también analiza esta silenciosa epidemia que, paradójicamente, -como ella bien dice- parece ocultarse ante la lógica preocupación por el pico de contagios de COVID-19.

El caso de Carla no sólo produjo un antes y un después en materia de hechos viales a nivel provincial sino que además, te ha convertido en una referente social de consulta obligada

¿En qué proyectos te encuentra este particular 2020?

Dentro de la asociación estamos trabajando en la reforma del Código Penal. Para ello, se formó una comisión integrada por miembros de la Agencia Nacional de Seguridad Vial y cuatros familiares representantes de otras organizaciones no gubernamentales con quienes estamos elaborando el texto de las leyes de Alcohol 0 y de Víctimas.

Al respecto, solicitamos la modificación de los códigos procesales para que todas las provincias puedan adherirse a las mismas. Por otra parte, seré una de las dos personas que auditaremos la compra de cascos en el marco del Plan de Seguridad Vial para motociclistas cuya implementación será post Pandemia Covid-19.

¿Cuál es tu postura sobre la conformación de la Mesa Federal?

Mi postura es que todos juntos podemos. La mesa tiene alcance nacional y se organizó para resolver los problemas que tienen las víctimas de todo tipo de delitos. Creo que es un gran avance para conseguir leyes justas que contemplen el padecimiento de los damnificados.

¿Qué sentirse ante la liberación de presos autorizada para evitar contagios de Coronavirus en las cárceles bonaerenses?

Me pareció terrible. Y este sentimiento lo compartimos muchos de nosotros. Es cierto que, si bien no hubo liberados relacionados a delitos de tránsito, no obstante, fueron beneficiados violadores, femicidas, asesinos y narcotraficantes. Por eso, desde el minuto uno, empezamos a presentar notas tanto al Congreso como al Ministerio de Justicia de la Nación para que revirtieran esa decisión.

¿La pandemia redujo los hechos de tránsito?

Mucho. Es paradójico decir que el Coronavirus redujo la epidemia de los hechos de tránsito ya que así fue declarada por la Organización Mundial de la Salud pero ello está directamente vinculado a una menor ausencia  vehicular tanto en calles como en rutas. De acuerdo a las últimas cifras oficiales, se redujo en un 61 por ciento la cantidad de fallecidos con respecto al año anterior y, de ese total, el 81 son motociclistas. Además, el propio ministro de Salud (por Ginés González García) declaró que hay mayor lugar en las terapias gracias a la disminución de siniestros viales.

¿Cuál es la diferencia entre accidente y hecho de tránsito?

Un accidente es algo que surge de manera casual, inesperada. En cambio, el segundo concepto hace referencia a algo que produce daño, que siempre es evitable y que, además, tiene consecuencias sociales.

¿Qué lugar ocupan estos siniestros en las estadísticas anuales?

Lamentablemente, uno muy alto en nuestro país. Comparativamente, en el año 2016 hubo 5582 víctimas fatales, en el 2 017 la cifra subió a 5611 y en el 2018 la cantidad de muertos sólo descendió a 5493, según los datos oficiales. Encima, sólo en 2018, el 60 por ciento de las personas fallecidas tenían entre 15 y 45 años. Te digo más, en los últimos 10 años, el país superó las 50 mil víctimas fatales y el millón de personas lesionadas. Por este motivo, sinceramente, creo que el Coronavirus no matará a tantas personas como los hechos viales.

¿Cuál es el “ranking» de imprudencias que cometen las personas cuando están al volante?

Beber alcohol antes de conducir, no respetar las velocidades máximas, los carteles ni los semáforos y, sobre todo en estos tiempos, usar el celular mientras se maneja. En el caso de los motociclistas, no tener bien abrochado el casco puede ser mortal, como así también, no utilizar indumentaria adecuada como por ejemplo, chalecos de protección.

Quien te escucha hoy se enfrenta a una mujer fuerte y determinada. ¿Cómo era tu vida antes de la muerte de Carla?

Era una profesional (es Contadora Pública) que trabajaba bastante y que luego me dedicaba a ser mamá. Recuerdo que a ella le gustaban mis comidas. Siempre me decía que eran “riquísimas”. Otra rutina habitual de los fines de semana era ir al teatro a ver obras para niños, musicales o hacer escapadas a la costa. Viajábamos mucho en familia.

¿Qué te enseñó ese dolor o en qué persona te transformó?

Me he convertido en una persona más extrovertida: antes no lo era. Aprendí a no callarme ante nada que me pareciera injusto, a no tener miedo, ni siquiera a andar de noche o a salir con una tormenta terrible. Ahora soy una mujer completamente independiente, sin prejuicios y sin ningún tipo de inhibición. Sin dudas, desarrollé mi faceta sociable y humana. Antes buscaba exactitud y método pero hoy puedo acercarme, hablar y comprender a las personas de otro modo.

¿Qué te hubiera gustado que te pregunte?

Sobre mi opinión respecto al rol del Estado quien debe cuidar a sus ciudadanos. Pienso que no se ocupa de hacer cumplir las normas y que debería desarrollar más campañas de concientización sobre esta problemática. La prevención es fundamental para reducir drásticamente los índices de siniestralidad vial.

PING PONG

Un barrio: Lanús Oeste centro. Allí vivía cuando nació Carla y allí salíamos a pasear y comprar juntas.

Un recuerdo: Los domingos a la mañana cuando desayunábamos. Yo leía los diarios y ella miraba las revistas que traían como suplementos.

Un vecino de Lanús: Don Carlos, el papá de una vecina, que era una amiga y con quien jugaba desde los 3 años .

Una pizzeria: Aniello. Iba caminando con mi papá a comprar pizza los sábados.

Una plaza: La Plaza Sarmiento, donde llevaba a Carla a la calesita.

Contacto: asociacioncarlaarduini@gmail.com

Por Lorena Micale (Periodista de la Secretaría de Comunicación Social)

Similar Articles

Comments

Advertisment

Instagram

Most Popular

Lanús: Realizan trabajos de arreglo y mantenimiento de plazas en todo el distrito

El Municipio de Lanús a través de su área de Espacio Público comenzó a trabajar en tareas de mantenimiento y reparación de plazas de...

Morón: Se detuvo a un empleado de Salud ante la faltante de insumos hospitalarios

Tras una denuncia encabezada por  la  Secretaría de Seguridad municipal,  ante un faltante de insumos del Hospital de Morón, se pudo determinar al presunto...

Berazategui: Informan metodos de prevención sobre el hantavirus

La Municipalidad de Berazategui, a través de la Secretaría de Salud Pública e Higiene, informa medidas de control y prevención ante la posible presencia...

This site is protected by wp-copyrightpro.com