Contactanos

Sociedad

San Isidro: Con bolsas de residuo crean ambos reutilizables para médicos

Publicado hace

En el Hospital de Boulogne saben que Isabel Morel tiene una gran habilidad para la costura. Cuando le preguntaron si se animaba a crear ambos para médicos a partir de bolsas de residuos,  enseguida aceptó el desafío. La vecina, de 47 años, trabaja como mucama en el Hospital y los fabrica desde su casa fuera de su horario laboral. Los equipos se pueden reutilizar. 

 

“Es una gran alegría para mí poder ayudar al hospital”, resumió Isabel. El Municipio le provee bolsas patológicas grandes de color rojo y ella con su máquina corta y confecciona. Ya entregó unos 24 kits de camisolines, botas y cofias. 

 

Su trabajo juega un rol clave a la hora de sumar protección para el profesional de la salud. Es que cuando un médico debe realizar alguna maniobra en un paciente Covid positivo, éstos suelen toser, diseminando el virus. 

 

Jorge Farina, director médico del Hospital Municipal Ciudad de Boulogne, explicó: “Estos equipos se hacen con las bolsas de residuos patológicos que se utilizan en los hospitales; ya que tienen un espesor considerable y no deja atravesar a fluidos”. 

 

Y agregó: “La idea es tener no solo los equipos que nos provee la Municipalidad, sino también contar con estos ambos que se pueden reutilizar y se pulverizan con soluciones de alcohol al 70% y soluciones con disoluciones específicas”.

Sociedad

Proponen implementar una pena para los que venden plasma de recuperados de Covid 19

Publicado hace

La diputada nacional de Confianza Pública, Graciela Ocaña, presentó hoy un proyecto de ley para que sea penada la comercialización de plasma, así como también otros componentes y derivados de la sangre, a raíz de las denuncias por venta de plasma para tratamiento de Covid 19.

 

Al respecto Ocaña señaló que “la denominada ley de Sangre fue sancionada el 28 de noviembre de 1983, es una ley de suma importancia ya que establece el principio de altruismo y gratuidad en el sistema de donación de sangre y sus derivados” y agregó que “no estaba previsto entonces, que con el plasma podrían realizarse tratamiento como se ha descubierto actualmente para el caso del Covid 19 ni tampoco estaba preparada para una pandemia”.

 

El proyecto establece penas de 3 a 6 años de prisión y una multa de 1 a 5 millones de pesos para el que intermediare comercialmente en la obtención, donación, clasificación, preparación, fraccionamiento, producción, almacenamiento, conservación, distribución, suministro, transporte, actos transfusionales, importación y exportación y toda forma de aprovechamiento de la sangre humana.

 

“Es por esto que proponemos el aumento de las penas, poniendo un mínimo que no sea excarcelable, actualizando las multas y subiendo los máximos para que el Estaddo sancione de manera severa semejantes comportamientos especulativos con la salud de la población”, sostuvo la legisladora nacional.

 

Asimismo, el escrito indica que serán reprimidos con prisión de 3 a 6 años los responsables de servicios de hemoterapia, bancos de sangre, plantas de hemoderivados, o laboratorios productores de reactivos, elementos de diagnóstico y sueros hemoclasificadores, cuando bajo cualquier denominación o estructura éstos funcionaren sin estar legalmente autorizados y habilitados y que igual sanción recaerá sobre las personas que obtengan y/o procesen sangre, sin estar debidamente autorizados.

 

Cabe destacar que en el partido bonaerense de Zárate y en la provincia de Chaco fueron denunciados casos en los que pacientes a los que les fue suministrado plasma para tratamiento de Covid 19 se les intentó cobrar por el tratamiento sumas que van desde los 10 mil hasta los 74 mil pesos.

 

Es importante que esto se fortalezca porque sino estaríamos ante una situación en la que solo podrían adquirirlo quienes acceden a un mercado negro o sacarlo del país”, expresó.

continuar leyendo

Sociedad

El INET lanza convocatoria para que estudiantes de escuelas técnicas presenten proyectos tecnológicos

Publicado hace

Desde el Ministerio de Educación de la Nación a través del Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET), se presenta la convocatoria IDEAS en la ETP, que contará con mentorías del sector socioproductivo.

El INET convoca a estudiantes y docentes de escuelas secundarias técnicas, de cualquier especialidad, para que formulen proyectos tecnológicos creativos con el fin de introducir mejoras o soluciones a necesidades de la comunidad a nivel local, regional o nacional. El objetivo es que esos proyectos puedan ser implementados por los mismos equipos entre noviembre de 2020 y septiembre de 2021, al
retomar las clases presenciales.

Podrán participar estudiantes y docentes del segundo ciclo de escuelas técnicas de todo el país, que estén inscriptas en el Registro Federal de Instituciones del INET (RFIETP). Cada equipo podrá conformarse con entre 3 y 10 estudiantes y hasta 2 docentes coordinadores.  

El equipo deberá formular IDEAS que, a través de la tecnología y/o producción de un bien o servicio, permitan mejorar la calidad de vida de la comunidad. Las IDEAS deberán estar vinculadas a la sostenibilidad, en base a uno o más de los siguientes ejes:

a. Energías renovables y eficiencia energética

b. Ciudades y comunidades sostenibles

c. Producción y consumo responsable

De todas las propuestas que participen, se seleccionarán 20 proyectos a los que el INET asistirá en su implementación a través de mentorías de prestigiosas instituciones y de la acreditación de hasta $50.000 (cincuenta mil pesos) que deberán ser utilizados exclusivamente para materiales e insumos de cada proyecto.

Para información sobre registro y conocer el reglamento: IDEAS en la ETP

continuar leyendo

Sociedad

Florencio Varela: Estudiantes de la UNAJ crearon un sistema para desinfectar colectivos en cinco minutos

Publicado hace

En tiempos de pandemia, el transporte público se convirtió en la madre de todas las batallas. El miedo ante un posible contagio invade a los pasajeros que utilizan colectivos, trenes y subtes para trasladarse hasta sus trabajos. Sanitizar cada una de las unidades para eliminar el virus es esencial y en esto pensaron los estudiantes de la Universidad Nacional Arturo Jauretche cuando comenzaron a diseñar un sistema de desinfección de colectivos que elimine virus y bacterias en sólo cinco minutos.

Son ocho jóvenes, pero trabajan como si fuesen mil. Luis Alberto Moreno (22), Diego Martín Zaracho (23), Macarena Belén Fernández Acuña (24) y Tomás Leandro Ferreirone (24) son estudiantes de Ingeniería Industrial de la UNAJ; Javier Mario Solís (35) cursa Ingeniería en Informática (UNAJ); María Belén Moreno (20) estudia Licenciatura en Administración (UNAJ); Mariano Julián Ferreirone (30) es ingeniero en Sistemas (UTN), y Fernando Gabriel Leguizamón (38) es transportista. En solo tres meses, se conectaron, idearon, consiguieron los materiales, armaron el prototipo, lo probaron, lo mejoraron, lo patentaron, proyectaron cómo implementarlo en caso de que la demanda sea alta. Hoy están abiertos a la propuesta de proveedores, empresarios, transportistas interesados en el sistema y confían en que puede transformarse en una oportunidad y fuente de trabajo para muchas personas.

Automatizar la desinfección

El sistema funciona así: mediante el sistema hidráulico del colectivo, se distribuye un desinfectante (hipoclorito de sodio diluido, aprobado por la ANMAT) que, haciendo uso del aire comprimido del colectivo, sale a la unidad por boquillas aspersores en forma de bruma durante un minuto. Este tipo de salida permite que no moje, sino que apenas humedezca y pueda secarse en sólo cuatro minutos.

“Lo pensamos para que lo pueda hacer el chofer al llegar a las terminales de servicio. Lo maneja desde una válvula de corte, una especie de canilla, conectada a su lado. Hoy toda esa desinfección se hace de manera manual, lo que no es eficaz, no cumple con la legislación vigente y además pone en riesgo a los trabajadores. De esta manera, con boquillas colocadas a más o menos un metro de distancia, que es el diámetro de alcance, queda totalmente desinfectado todo el colectivo”, cuenta Tomás Ferreirone, miembro del equipo que ya hoy es una marca bautizada INGENAR.

Por su parte, Macarena agrega “tuvimos en cuenta muchísimas cuestiones como las recomendaciones de la ANMAT de que no se puede expulsar ninguna sustancia sobre personas. Sucedió con los arcos sanitizantes que colocaron en muchos lugares y que los tuvieron que sacar porque muchas personas son alérgicas o pueden resultar perjudicadas. Por eso, esto es sólo para cuando el colectivo está sin pasajeros”.

Todo a pulmón

La idea de crear un sanitizante de colectivos surgió durante una charla de cuarentena entre Tomás y Luis, su compañero de estudio de la UNAJ. Juntos venían pensando distintos proyectos para desarrollar y aportar soluciones a las tantas dificultades que surgieron con la pandemia.

“Logramos armar un gran equipo y eso lo aprendimos en una universidad como la UNAJ. Todos tenemos bien claro el objetivo y por eso confiamos en este proyecto. Durante tres meses hicimos reuniones por zoom, las previas del sábado pasaron a ser encuentros virtuales para hablar del proyecto porque los sábados uno solo iba hasta el taller a probar todo lo que en la semana íbamos diseñando. La pandemia nos limitó mucho el trabajo pero fuimos superando las pruebas”, cuenta Luis.

El papá de Luis tiene una gomería en el Parque Industrial Quilmes. Lograron conseguir un colectivo que estacionaron allí para hacer todos los ensayos. Además, contaron con el asesoramiento del ingeniero Luis Gómez, profesor de la UNAJ, para patentar el producto, registrar la marca y otros trámites. “Nos acompañó y nos ayudó muchísimo. Llegamos a convocarlo a una reunión de estas que hacemos los sábados a la noche y se sumó sin problemas. Esto es la UNAJ, esto pasa en esta universidad: un profesor acompaña y respalda a los estudiantes con un compromiso enorme”, cuenta Luis.

“Todo sale de nuestro bolsillo. El papa de Luis nos ayudó con el galpón y las herramientas. Estamos gestionando el pack COVID que otorga el Gobierno para este tipo de iniciativas contra el Coronavirus. También fuimos a algunas empresas para mostrar nuestro trabajo. Lo que ahora queremos es que empiece a ser utilizado por las empresas y tener una devolución. Sabemos que funciona pero siempre podemos mejorarlo”, afirma Macarena. “Queremos que alguna empresa nos deje entrar a concesión para mostrar el sistema”, suma Tomás.

Para contactarse con el equipo de INGENAR, enviar mensaje a su cuenta de Instagram @ingenar.oficial

continuar leyendo

Destacado

This site is protected by wp-copyrightpro.com