Contactanos

Policiales

Por un tiroteo en la puerta del hospital de Quilmes cae una banda que robaba en financieras y joyerías

Publicado hace

Cinco personas, entre ellas el padre de un futbolista de Unión de Santa Fe y un camillero, fueron detenidas acusadas de integrar una banda que se dedicaba a cometer robos a financieras, casas de cambio y joyerías, y que fueron identificadas porque hace un mes balearon en la puerta de un hospital de Quilmes a un policía que salió en defensa de un comerciante asaltado.

Fuentes judiciales y policiales dijeron a Télam que la misma organización está también acusada de cometer entraderas y escruches en viviendas en la zona sur del conurbano y que uno de los sindicados líderes es el padre del defensor Federico Milo, ex Arsenal y San Martín de San Juan.

El caso que les permitió a los investigadores dar con la banda ocurrió el 29 de abril último, cuando dos de sus integrantes balearon en un brazo a un policía que salió en defensa de un joyero que había sido herido por «motochorros» y buscaba refugio en la guardia del hospital Isidro Iriarte, de Quilmes.

Los voceros dijeron a Télam que las detenciones de los cinco sospechosos se registraron ayer tras once allanamientos en domicilios de Berazategui y Quilmes por orden de la fiscal de la causa, Ximena Santoro.

Los hermanos Carlos y Eduardo Milo, alias «Toti», éste último padre del defensor «Tatengue», fueron señalados como los líderes de la banda e imputados como coautores del delito de «robo calificado por el uso de arma en concurso ideal con robo calificado por resultar lesiones graves y en concurso real con resistencia a la autoridad».

Además, un hombre identificado como Simón Goméz fue detenido como presunto «partícipe necesario», mientras que una mujer llamada Pamela Ochoa y un camillero identificado como Eduardo Sánchez, que trabajaba en el hospital Evita Pueblo de Berazategui, quedaron imputados por «encubrimiento agravado por resultar de un hecho precedente especialmente grave».

Es que esas dos últimas personas habían auxiliado a Cristian Romero, un delincuente detenido en mayo por haber asaltado al joyero y baleado al policía, junto a un cómplice identificado como Juan Carlos Forlán (45), que murió tras ese hecho.

En esa ocasión, los dos ladrones en moto persiguieron a la víctima, que también iba en un rodado similar y recibió un balazo en una pierna, hasta la entrada del hospital Iriarte.

Allí, un policía de la Unidad de Prevención Local que realizaba tareas de seguridad en la entrada de la guardia salió a la calle a defenderlo y, cuando extrajo su arma y dio la voz de alto, los delincuentes lo balearon en el antebrazo izquierdo y huyeron.

Al día siguiente, el cuerpo de Forlán fue hallado con varios disparos en una calle de Ezpeleta, mientras que Romero quedó herido de bala en la cintura y guarecido en la casa de Gómez.

«La mujer detenida le proporcionó los calmantes inyectables y lo asistió para evitar a que sea trasladado a un centro de salud y que sea fácilmente vinculado al hecho del hospital, mientras que el camillero facilitó las órdenes para la adquisición de los fármacos», dijo a Télam un vocero encargado de la pesquisa.

Tras 5.000 horas de escuchas telefónicas y distintas tareas de inteligencia, los investigadores establecieron que el rol de los hermanos Milo era el de «organizadores» de la banda.

«Se manejan con otras personas que van fluctuando, que se acercan a la organización a aportar el dato sobre algún negocio de joyería, casas de cambio, financieras, locales de Pago Fácil, aunque también hacen entraderas y escruches, todos robos con armas y violentos», precisó la fuente.

En ese sentido, parte de la banda también había participado el 11 de mayo del año pasado en un robo a una financiera, donde hubo un enfrentamiento con personal de seguridad y un delincuente murió baleado.

Por la magnitud de la banda, que tenía un núcleo central de marcadores, financiadores y reducidores, las tareas investigativas fueron realizadas por personal de la comisaría 1era. bajo la supervisión de la fiscal Santoro, en conjunto con la Dirección de Crimen Organizado de la Policía.

Las fuentes dijeron que la funcionaria judicial estaba indagando a los acusados durante esta tarde por los delitos mencionados.

En los procedimientos fueron secuestradas siete armas de fuego, entre ellas una pistola Beretta calibre .22 y cinco revólveres; un handy con frecuencia policial y una chomba azul con la inscripción «Policía de Investigaciones».

Los efectivos también se incautaron de un auto Fiat Punto que fue utilizado para transportar al delincuente muerto a Ezpeleta y que tenía manchas de sangre, que serán sometidas a exámenes de ADN para determinar si efectivamente pertenecía a Forlán.

 

 

Telam

Policiales

Detuvieron a jóvenes acusados del robo de la bici a un papá y su hijo en Adrogué

Publicado hace

Esta madrugada detuvieron a 2 sujetos que fueron identificados por el robo y simulacro de fusilamiento a un padre y su hijo que circulaba con sus bicicletas en Adrogué,  ilícito que quedó plasmado en video de cámaras vecinales.

El allanamiento se realizó en la localidad de Malvinas Argentinas, también en Almirante Brown, donde la policía acudió junto con la justicia, donde incautaron la bicicleta robada en el hecho, una pistola Bersa Thunder mini 9mm con inscripción policía bonaerense y con la numeración suprimida, cuatro cargadores 9mm, 22 municiones 9mm, 4 celulares (donde estaban los de la victima del robo), un casco de motocicleta, un buzo naranja y una campera negra utilizada en el dinero en efectivo y 850 gr de marihuana compactada.

La imagen puede contener: una o varias personas, texto que dice "DDILOMAS LOMAS DE ZAMORA ZAMORA"La imagen puede contener: una o varias personas

 

Al momento de la detención se encontraba una joven quien habría hecho referencia que tuvo participación en los hechos delictivos pero solo se la detuvo por «Tenencia ilegal de estupefacientes con fines de comercialización».

#Adrogue Disparo al aire y robo de una bicicleta a un padre y su hijo en Pellegrini y Enrique Py. #APlenaTarde #NoLesImportaNadaALosChorros

Publicado por INFORBANO en Lunes, 3 de agosto de 2020

 

 

continuar leyendo

Policiales

PFA desbarató una banda dedicada a la producción y comercialización de aceites comestibles de marcas apócrifas

Publicado hace

Agentes federales de la División Investigación Antifraude desarticularon una organización delictiva dedicada a la producción, envase, falsificación de etiquetas y distribución de aceites comestibles de marcas apócrifas de dudosa procedencia y a gran escala, en la ciudad de Buenos Aires y en distintos puntos del conurbano bonaerense.

La investigación comenzó a fines del año pasado con una denuncia de una empresa aceitera en la Fiscalía Federal de Tres de Febrero a cargo del Dr. Paulo Starc, al recibir la queja de varios consumidores cuestionando la autenticidad de los aceites, adquiridos en algunos supermercados de la ciudad de Bueno Aires.

A raíz de ello, la mencionada Fiscalía junto a los efectivos federales, llevaron a cabo una extensa investigación que culminó con la identificación de los miembros de la organización criminal y los lugares donde se confeccionaba la mercadería apócrifa

 

Con la información obtenida, el Juzgado Federal de San Martín Nº2 a cargo de la Dra. Alicia Vence, Secretaría Nº6 del Dr. Leonardo García, ordenó once allanamientos efectuados en la ciudad de Buenos Aires y en las localidades de Caseros, Ramos Mejía, Moreno, Zarate, Escobar y Olivos. Durante el procedimiento, cinco personas fueron notificadas de la causa por infracción a la “Ley de Marcas y Designaciones”.

Así mismo, se secuestró SECUESTRARON 10 mil envases plásticos para fraccionar aceites con sus correspondientes tapas, 800 botellas plásticas vacías y envasadas, varias máquinas y matrices utilizadas para la fabricación de las botellas, máquinas para la confección de etiquetas, rollos de etiquetas autoadhesivas de distintas marcas de aceite, cuatro tanques de almacenamiento conteniendo 20 mil litros de aceite, una máquina de contar billetes, 90 mil pesos en efectivo, un vehículo utilitario, cinco cpu, una notebook, catorce teléfonos celulares y demás elementos de interés para la causa.Los elementos secuestrados quedaron a disposición del magistrado interventor.

continuar leyendo

Policiales

Ciudadela: Lo vio en su patio donde habría intentado llevarse una batería y lo mató

Publicado hace

Un tatuador de 26 años mató hoy de un escopetazo a un presunto delincuente al que sorprendió cuando intentaba robarle la batería de su camioneta en su casa de la localidad bonaerense de Ciudadela, partido de Tres de Febrero, informaron fuentes policiales y judiciales.

El hecho sucedió esta madrugada en la vivienda situada en Ricchieri al 2800, de Ciudadela Norte, donde se encontraba el tatuador Fabrizio Álvarez junto a su hermana.

De acuerdo al relato de las fuentes, el joven escuchó ruidos y al asomarse al patio vio a una persona que intentaba apoderarse de la batería de su auto, un utilitario en desuso que lo tenía allí estacionado en reparación.

«Había dos baterías desmontadas al costado del vehículo. Estamos analizando si ya estaban allí o si alguna fue removida por el joven que terminó muerto», dijo a Télam uno de los investigadores.

Según añadieron los voceros, Álvarez increpó al ladrón que llevaba un arma blanca, una pequeña hacha de cocina con mango negro.

El tatuador forcejeó con él, tras lo cual logró zafarse e ingresar a su casa, donde se agarró una escopeta calibre 16, con la que instantes después le disparó.

El sospechoso recibió un disparo en pecho, a raíz del cual murió poco después en el patio de la casa, donde fue hallado por la policía, que acudió tras un llamado del propio Álvarez.

Efectivos de la comisaría de Ciudadela Norte demoraron al tatuador y secuestraron el arma, al tiempo que convocaron a los peritos de la Policía Científica para que lleven a cabo las tareas de rigor en la escena del hecho.

Al lugar, también arribó el fiscal a cargo de la causa, Sergio López, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 de San Martín, quien en las próximas horas indagará al Álvarez por el homicidio.

«Tenemos que escuchar la versión del joven aprehendido para poder reconstruir el hecho y determinar si actuó en legítima defensa o si hubo algún tipo de exceso. Luego de la indagatoria se definirá si queda aprehendido o en libertad», dijo a Télam una fuente judicial.

En principio, los investigadores reconstruyeron que toda la secuencia del hecho ocurrió dentro de la propiedad, en ese patio lateral que hay desde las rejas de la línea municipal hacia el fondo de la construcción, donde el joven tiene un negocio de tatuajes en el frente y la vivienda atrás.

Los pesquisas añadieron que el arma secuestrada al tatuador es una escopeta calibre 16 de la que el joven ayer no aportó ninguna documentación pero se espera que en su indagatoria explique su procedencia.

También fue secuestrada el hacha de cocina que portaba el delincuente y que será clave a la hora de evaluar las circunstancias de una eventual legítima defensa.

Los voceros judiciales consultados también explicaron que para definir la situación de Álvarez, el fiscal López también analizará luego de la indagatoria si existen o no riesgos procesales.

Respecto al presunto ladrón muerto, las fuentes indicaron que hasta esta tarde aún no había podido ser identificado, ya que no portaba ninguna documentación encima, pero que en principio se trataría de un hombre joven de entre 25 y 30 años.

 

Telam

continuar leyendo

Destacado

This site is protected by wp-copyrightpro.com