20.5 C
Buenos Aires

Gírgolas comestibles, producción comercial y artesanal

La Agencia Moreno del INTA AMBA participó recientemente en el centro de esa ciudad, local de Pueblo Libre, una capacitación abierta y gratuita sobre producción de gírgola, hongo comestible, que presenta grandes oportunidades comerciales por su gran demanda, sus bajos costos y sus propiedades alimenticias.

La jornada fue dictada por el ingeniero agrónomo Esteban Terrizano, ex promotor asesor del grupo Cambio Rural de INTA de productores de hongos comestibles.

Gustavo Lattanzio, jefe del INTA Moreno, recordó que en la charla se habló “desde la obtención de las hifas del hongo hasta la comercialización como llevar adelante una producción de este tipo ante más de ochenta asistentes”.

“Participan de estas actividades emprendedores, en su mayoría amas de casa, en búsqueda de oportunidades para vender en las ferias locales, feriantes locales y nuevos emprendedores que encuentran en estas actividades oportunidades de aumentar sus ingresos económicos y mejorar así su calidad de vida”, agregó Lattanzio.

Propiedades alimenticias

Según explicó Terrizzano las gírgolas tienen tantas propiedades alimenticias como algunas carnes aumentando las oportunidades y la dieta de gente que no consume carne por elecciones personales o por cuestiones económicas. Esta producción puede realizarse en casa a baja escala para autoconsumo o a escala comercial si grandes inversiones.

Es un producto muy pedido por la cocina gourmet por su calidad gastronómica y propiedades nutricionales. Poseen más proteínas que las verduras, contienen vitaminas y minerales y un importante contenido de hierro y propiedades que fortifican el sistema inmunológico.

En estas zonas urbanas y periurbanas del AMBA hay una humedad justa que sirve para este cultivo que puede comercializarse tanto en fresco como deshidratada o en comidas como tartas; de aquí que hay mucha demanda para aprender sus secretos.

Puntualmente para producir gírgolas a pequeña escala es necesaria una superficie de 10 metros cuadrados, instalar un umbráculo y contar con las semillas correspondientes, llamadas micelio, se lee en Gírgolas: una alternativa productiva con gran potencial comercial en INTA Informa.

Y si la producción es comercial la superficie necesaria varía de 50 m2 a 300m2 –agrega el artículo– y se deberá sumar una cámara de frío, un horno deshidratador y los insumos para elaborar conservas, como así también una certificación para la venta de alimentos.

Los cursos que se dictan en la agencia tienen la particularidad de dictarse en horarios vespertinos para que sea posible una mayor concurrencia, con la modalidad teórico prácticas.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

ÚLTIMAS NOTICIAS

José C Paz: Un delincuente fue abatido y otro herido al querer robarle a un policía

En un intento de robo desencadenó en un final inesperado, un delincuente fue abatido y otro resultó herido en la intersección de las calles...

Cómo sumar espacios verdes en entornos urbanos

El crecimiento urbano demanda una mayor planificación para conciliar la infraestructura gris -propia e inevitable de las ciudades- con los espacios verdes. El desafío...

La Plata: Como proceder ante un caso confirmado de dengue en la ciudad

Tras la declaración del brote de la enfermedad transmitida por el mosquito Aedes aegypti, la Municipalidad detalló los CAPS a los que pueden dirigirse...

Morón: Inauguraron un nuevo jardín de infantes municipal

En el inicio del ciclo lectivo, el Municipio de Morón inauguró esta mañana el nuevo edificio del Jardín de Infantes Nº11 “Mi Casita” ubicado...

¡SEGUINOS!

This site is protected by wp-copyrightpro.com