Contactanos

Policiales

Ezeiza: Fue al hospital con cuatro disparos, inventaron que lo habían robado y al final era buscado por dos crímenes

Publicado hace

La Policía de la Provincia de Buenos Aires identificó y detuvo a un joven de 19 años, conocido como “Maña”, quien se presentó en el hospital de Ezeiza con cuatro impactos de bala, inventaron que lo habían querido robar, pero finalmente se descubrió que era buscado por el crimen del sodero José Horacio Cárdenas, ocurrido el pasado 11 de mayo, y por el asesinato de un joven en un ajuste de cuentas el pasado 15 de julio.

La investigación y la detención estuvieron a cargo de los efectivos de la Departamental Almirante Brown.
“Ingresó a la guardia con cuatro disparos de arma de fuego junto con su suegra, quien dijo que le habían querido robar, pero su testimonio nunca fue creíble”, dijo uno de los investigadores, quien indicó que “no se sabe aún en qué circunstancias recibió los impactos de bala”.

Tras identificarlo, se logró determinar que era buscado por participar del crimen del repartidor de sodas, junto a otros varios sujetos que permanecen detenidos conocidos como “Los Gomorras”.

Además, está acusado de asesinar a un joven de 19 que se llamaba Miguel Espinoza, cuyo cuerpo fue encontrado con varios disparos el 14 de julio en el Camino de Cintura y Alvaros de Esteban Echeverría, en un ajuste de cuentas.

De acuerdo a la pesquisa, “Maña” también tenía pedido de captura por sustraer una moto marca Ducati color roja a un vecino de El Jagüel, robo que quedó registrado en las cámaras de seguridad de la vivienda de la víctima. Por este hecho, su cómplice también fue aprehendido.

Según se explicó, el detenido se encuentra internado debido a las heridas de bala, fue intervenido quirúrgicamente y se espera su evolución.

Intervienen la UFI N° 1 y 2 Descentralizada de Ezeiza y  el Juzgado de Garantías N° 2 del mismo Fuero Judicial.

Policiales

Dos detenidos tras cometer raid delictivo en Florencio Varela y San Francisco Solano

Publicado hace

Dos delincuentes fueron detenidos tras un raid delictivo dado en el partido bonaerense de Florencio Varela y tuvo culminación en la vecina localidad de San Francisco Solano, donde las víctimas eran asaltadas con distintas modalidades, informaron hoy fuentes policiales.

Las detenciones se dieron alrededor de las 19 de ayer, cuando los individuos que se movilizaban en un auto Fiat Palio sorprendieron a un joven en las calles 885 y 833 de Solano, al que le robaron la moto y una mochila y se dieron a la fuga.

La víctima logró alertar a la policía en el número de emergencias 911.

La policía de la comisaría de San Francisco Solano comenzó a buscar a los delincuentes que seguían robando desde el auto y la moto robada.

Tras el operativo cerrojo dado por el Comando de Patrulla (C.P) de Quilmes Oeste, lograron visualizarlos y detenerlos cuando cometían otro robo en la zona, añadieron los informantes.

Autoridades de la Estación de Policía de Quilmes y de la Superintendencia de Seguridad del Area Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) Sur Uno supervisaron los operativos.

Los hombres detenidos tienen 20 y 29 años, ambos con antecedentes penales.

En la causa intervino Karina Isabel Gallo, fiscal de la Unidad Funcional N° 4 de los tribunales de Quilmes.

Fuente: Telám 

continuar leyendo

Policiales

Por un tiroteo en la puerta del hospital de Quilmes cae una banda que robaba en financieras y joyerías

Publicado hace

Cinco personas, entre ellas el padre de un futbolista de Unión de Santa Fe y un camillero, fueron detenidas acusadas de integrar una banda que se dedicaba a cometer robos a financieras, casas de cambio y joyerías, y que fueron identificadas porque hace un mes balearon en la puerta de un hospital de Quilmes a un policía que salió en defensa de un comerciante asaltado.

Fuentes judiciales y policiales dijeron a Télam que la misma organización está también acusada de cometer entraderas y escruches en viviendas en la zona sur del conurbano y que uno de los sindicados líderes es el padre del defensor Federico Milo, ex Arsenal y San Martín de San Juan.

El caso que les permitió a los investigadores dar con la banda ocurrió el 29 de abril último, cuando dos de sus integrantes balearon en un brazo a un policía que salió en defensa de un joyero que había sido herido por «motochorros» y buscaba refugio en la guardia del hospital Isidro Iriarte, de Quilmes.

Los voceros dijeron a Télam que las detenciones de los cinco sospechosos se registraron ayer tras once allanamientos en domicilios de Berazategui y Quilmes por orden de la fiscal de la causa, Ximena Santoro.

Los hermanos Carlos y Eduardo Milo, alias «Toti», éste último padre del defensor «Tatengue», fueron señalados como los líderes de la banda e imputados como coautores del delito de «robo calificado por el uso de arma en concurso ideal con robo calificado por resultar lesiones graves y en concurso real con resistencia a la autoridad».

Además, un hombre identificado como Simón Goméz fue detenido como presunto «partícipe necesario», mientras que una mujer llamada Pamela Ochoa y un camillero identificado como Eduardo Sánchez, que trabajaba en el hospital Evita Pueblo de Berazategui, quedaron imputados por «encubrimiento agravado por resultar de un hecho precedente especialmente grave».

Es que esas dos últimas personas habían auxiliado a Cristian Romero, un delincuente detenido en mayo por haber asaltado al joyero y baleado al policía, junto a un cómplice identificado como Juan Carlos Forlán (45), que murió tras ese hecho.

En esa ocasión, los dos ladrones en moto persiguieron a la víctima, que también iba en un rodado similar y recibió un balazo en una pierna, hasta la entrada del hospital Iriarte.

Allí, un policía de la Unidad de Prevención Local que realizaba tareas de seguridad en la entrada de la guardia salió a la calle a defenderlo y, cuando extrajo su arma y dio la voz de alto, los delincuentes lo balearon en el antebrazo izquierdo y huyeron.

Al día siguiente, el cuerpo de Forlán fue hallado con varios disparos en una calle de Ezpeleta, mientras que Romero quedó herido de bala en la cintura y guarecido en la casa de Gómez.

«La mujer detenida le proporcionó los calmantes inyectables y lo asistió para evitar a que sea trasladado a un centro de salud y que sea fácilmente vinculado al hecho del hospital, mientras que el camillero facilitó las órdenes para la adquisición de los fármacos», dijo a Télam un vocero encargado de la pesquisa.

Tras 5.000 horas de escuchas telefónicas y distintas tareas de inteligencia, los investigadores establecieron que el rol de los hermanos Milo era el de «organizadores» de la banda.

«Se manejan con otras personas que van fluctuando, que se acercan a la organización a aportar el dato sobre algún negocio de joyería, casas de cambio, financieras, locales de Pago Fácil, aunque también hacen entraderas y escruches, todos robos con armas y violentos», precisó la fuente.

En ese sentido, parte de la banda también había participado el 11 de mayo del año pasado en un robo a una financiera, donde hubo un enfrentamiento con personal de seguridad y un delincuente murió baleado.

Por la magnitud de la banda, que tenía un núcleo central de marcadores, financiadores y reducidores, las tareas investigativas fueron realizadas por personal de la comisaría 1era. bajo la supervisión de la fiscal Santoro, en conjunto con la Dirección de Crimen Organizado de la Policía.

Las fuentes dijeron que la funcionaria judicial estaba indagando a los acusados durante esta tarde por los delitos mencionados.

En los procedimientos fueron secuestradas siete armas de fuego, entre ellas una pistola Beretta calibre .22 y cinco revólveres; un handy con frecuencia policial y una chomba azul con la inscripción «Policía de Investigaciones».

Los efectivos también se incautaron de un auto Fiat Punto que fue utilizado para transportar al delincuente muerto a Ezpeleta y que tenía manchas de sangre, que serán sometidas a exámenes de ADN para determinar si efectivamente pertenecía a Forlán.

 

 

Telam

continuar leyendo

Policiales

Tigre desmanteló una red de trata que operaba en Don Torcuato y El Talar

Publicado hace

Tras la denuncia de los vecinos, y luego de un trabajo de investigación realizado entre el Municipio, el Grupo de Rescate de Trata de la Provincia de Buenos Aires y la Fiscalía Especializada en Trata de Personas de San Isidro, se logró rescatar a seis mujeres víctimas de explotación sexual. Diez personas fueron detenidas y puestas a disposición de la Justicia.

En el quinto aniversario de #NiUnaMenos, el Municipio de Tigre, junto a la Provincia de Buenos Aires y la Fiscalía Especializada en Trata de Personas de San Isidro, logró desmantelar una red de trata que operaba en Don Torcuato y El Talar. El resultado se logró tras un trabajo de investigación realizado entre dicha Fiscalía, a cargo del Dr. Acosta; la policía bonaerense; la Secretaría de Protección Ciudadana; las direcciones de Políticas de Género y Fortalecimiento Familiar de Tigre y el Grupo de Rescate de Trata bonaerense.

La causa inició tras la denuncia de los vecinos, que observaban movimientos extraños en el barrio. Luego de realizar un seguimiento en las redes sociales, las distintas fuerzas lograron distinguir a la red que operaba en ambas localidades y con el aporte de las imágenes de las cámaras de seguridad del Centro de Operaciones Tigre (COT) se descubrió cómo operaba la agrupación.

El operativo consistió en el allanamiento de tres propiedades  y culminó con el rescate de seis mujeres víctimas de explotación sexual y la detención de diez personas, que fueron puestas a disposición de la Justicia. 

Respecto del operativo, la secretaria de Desarrollo Social de Tigre, Cecilia Ferreira, explicó “Esta es una acción sumamente importante para las mujeres de Tigre, porque desde el Municipio realizamos un trabajo articulado con las diferentes áreas para prevenir y erradicar la vulneración de derechos. Ya pusimos a disposición de las víctimas nuestro equipo interdisciplinario de la Dirección de Género que cuenta con dispositivos institucionales y territoriales para el acompañamiento de las mujeres”.

Por su parte, Nadia Olivieri, directora coordinadora de la Dirección de Género del Municipio, señaló “Tigre está haciendo un gran trabajo en función de defender los derechos de las mujeres. No es casual que un día como hoy, simbólico, estemos ante esta situación. Esto es producto de una fuerte política pública desarrollada por el Intendente Julio Zamora. Desde la dirección estamos presentes acompañando a las mujeres, ayudando a visibilizar las diversas problemáticas por las cuales atraviesan, y asistiéndolas con un equipo de profesionales. A 5 años de haber alzado el grito de ´Ni una menos´, en Tigre lo replicamos llevando adelante estás acciones»

continuar leyendo

Destacado

This site is protected by wp-copyrightpro.com