14 C
Buenos Aires

Internos de San Martín conformaron una Orquesta de Cámara en la cárcel

 La iniciativa musical se inició hace cinco meses y para fin de año harán su primera presentación. Participan cinco mujeres y 15 hombres. Hay varios instrumentos de cuerdas y un piano. Los docentes son de la orquesta El Cordal Ensamble. “Me sorprendió la forma en la que aprendí y ahora quiero enseñarle a otros”, la reflexión de una de las privadas de libertad.

La Unidad 47 San Martín es una cárcel del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) que aloja a mujeres y hombres en dos sectores físicos bien diferenciados, pero ellas y ellos se juntan en las actividades educativas, laborales y culturales.

Y en una experiencia inédita participan desde abril pasado de un taller musical por el que conformaron una Orquesta de Cámara y se presentarán para fin de año.

El grupo está compuesto por veinte internos – cinco mujeres y 15 varones- los que, desde hace cinco meses, los lunes y viernes durante tres horas participan de este espacio.

El proyecto se puso en marcha con el impulso del Juez de Ejecución Penal N° 1 de San Isidro, Alejandro David; la orquesta El Cordal Ensamble, los músicos que llevan adelante el taller teórico práctico; y el Ministerio de Justicia de la provincia de Buenos Aires, a través del Departamento Cultura de la Dirección General de Asistencia y Tratamiento del SPB, se adquirieron tres chelos, tres violines y tres violas.

Así empezó a trabajar un grupo heterogéneo. Algunos de los internos tenían nociones musicales más populares, pero ninguno había tenido en sus manos los instrumentos de cuerda que conocieron en la orquesta. Ahora, se encuentran afianzados como equipo, emparejados en cuanto a lo musical y consiguieron más donaciones como un piano y un ukelele.

“Los primeros pasos fueron de curiosidad porque yo no entendía, entonces empecé a aprender, a ver, a escuchar, a prestar atención y cuando me di cuenta de que podía leer una nota en un pentagrama me puse muy contento” contó Miguel, un interno de San Fernando, que tiene 52 años, y en prisión conoció su gusto por el chelo.

A su lado, Adriana, también reconoció que “no tenía ni idea, aprendí todo acá”. “Me gusta mucho la música, siempre tuve oído”, dijo. Ella tiene 32 y está detenida hace 3 años y 4 meses. “Mi primer día de clases llego, me dan el violín y me dicen si yo sabía tocar y le dije que no, preguntaron por la posición en que lo agarré”, y comentó que “cuando le cuento a mi mamá que me metí en la orquesta y me pregunta qué instrumento tocaba y le digo el violín, se sorprendió porque mi abuelo tocaba el violín hace muchos años y yo no sabía. No sé si será la sangre o qué, pero en realidad no sabía que él había tocado. El vínculo con la música vendría de familia”.

La detenida contó que la música “me saca un poco lo que es el encierro, te traslada, te transmite cosas y transmitís también, trato de transmitir lo que siento tocando” y que sus “expectativas con este taller es seguir aprendiendo y perfeccionarme cada vez más. Así como me enseñan a mí yo también quiero enseñarle a los demás” dijo al reflexionar sobre su futuro en libertad, con su familia, en San Martín.

Las autoridades de la Unidad 47 destacaron que la Orquesta de Cámara es una experiencia única en contexto de encierro, que tiene muy buena repercusión entre los participantes, quienes incluso consiguieron agregar los miércoles como nuevo día de práctica ante la posibilidad de presentarse a fin de año.

“Pude conocer los instrumentos acá adentro, nunca tuve la idea de que pueda tener un instrumento tan valioso en mis manos y mucho menos aprender. Nunca toqué un instrumento y sin embargo hoy puedo decir que estoy aprendiendo a tocar el violín, el ukelele, el teclado y eso lo puedo volcar también a otros proyectos que tenemos con los compañeros” dijo Emanuel, de 23 años, oriundo de Don Torcuato.

“La música es una comunicación enorme que salva vidas, literal, a nosotros nos dio una oportunidad increíble y valoramos demasiado este espacio” explicó Ema.

Con la convicción de que “la música pertenece a todos y es patrimonio de la humanidad”, Carolina Wagner, directora de la Orquesta, expresó que “el objetivo es brindar un espacio de aprender y hacer música. Todos estamos muy entusiasmados, tanto los participantes como nosotros, y convencidos de que la música tiene el poder de sanar y cambiar, aprender algo bello que te modifica. Ellos sienten que este trabajo de entendimiento los enriquece enormemente, y sienten cómo esto los libera», destacó.

Los lunes, las clases abordan la enseñanza- aprendizaje de un instrumento y los viernes, lenguaje musical. El equipo docente está formado por la directora Carolina Wagner(lenguaje musical), Gustavo Nuñez (chelo), María Eugenia Romero (violín) y Sergio Bertagni (lenguaje musical). Los miembros de El Cordal Ensamble plantean el acercamiento a la música desde la concepción Kodály, a través del desarrollo de cuatro niveles en forma simultánea: un oído atento, una mente despierta, un corazón abierto y una mano entrenada, una técnica para poder expresarse.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

ÚLTIMAS NOTICIAS

La Matanza: El video del momento incómodo que vivió Fernando Espinoza que se volvió viral

Está mañana las redes sociales se vieron inundadas de un particular vídeo donde el Intendente de La Matanza, Fernando Espinoza vivió un...

La Plata: Falleció «El Brujo» Manuel, estuvo internado con coronavirus

La triste noticia llegó esta tarde de viernes cuando, familiares del ya reconocido en el ambiente deportivo como "El Brujo" Manuel de...

Lanús: Con diputados nacionales, Grindetti recorrió el polo educativo

El intendente de Lanús, Néstor Grindetti, recorrió el Polo Educativo de Villa Jardín junto a diputados y diputadas nacionales que integran la...

San Miguel: Robó una moto y lo atraparon a los pocos metros

Tras una rutina de monitoreo, la Policía Municipal de San Miguel logró detener a un hombre que había robado una moto en...

¡SEGUINOS!

This site is protected by wp-copyrightpro.com