Contactanos

Policiales

Berazategui: Liberaron a niños y ciudadanos bolivianos que eran explotados y reducidos a la servidumbre

Publicado hace

La investigación comenzó porque una maestra observó las manos quemadas de una niña. Hay una familia argentina detenida. En los campos se usaban agroquímicos muy peligrosos.

Niños de entre 5 y 8 años, adolescentes y personas mayores que fueron traídos engañados desde Bolivia, que eran explotados laboralmente y reducidos a la servidumbre en una quinta del Parque Pereyra, fueron liberados por la Policía de la provincia de Buenos Aires tras seis allanamientos realizados en la localidad de Berazategui.

La investigación comenzó cuando una maestra de una escuela rural de esa zona descubrió que una alumna tenía las manos quemadas.

Los procedimientos fueron realizados por personal de todas las comisarías de Berazategui con el apoyo de Gabinetes Criminológicos Quilmes 3ra. y 6ta., Florencio Varela 1ra., 2da. y 6ta., grupo GAD, Infantería, Policía Ecológica Avellaneda, Policía Local, Ministerio de Trabajo de Provincia, Trata de Personas de Nación y Migraciones Nación Delegación Quilmes.

«La docente hizo la denuncia en la fiscalía y arrancamos la pesquisa de esta organización, que aprovechándose de la desesperación de trabajo y con falsas promesas, traían desde Bolivia a familias enteras para trabajar en el campo pero la realidad era que vivían en chozas y galpones, sin los mínimos servicios y con 12 o 14 horas de trabajo, incluso los niños», dijo uno de los investigadores.

«En la quinta allanada usaban agroquímicos tóxicos que serían los causantes de esas lastimaduras en la piel, como la que tenía la niña descubierta por la maestra, que son altamente nocivos para cualquier persona e incluso puede provocar hasta cáncer», indicó el mismo jefe policial.

Según se informó, de las casi 40 personas que se encontraban en la quinta, 18 de ellos son menores de edad, que ahora están siendo atendidos y asistidos por personal especializado.

En los operativos se detuvieron a los tres dueños de la quinta, todos argentinos e integrantes de una familia, que eran los encargados de la producción de los terrones y de la explotación de sus trabajadores.

«Vivían hacinados y en condiciones infrahumanas. No tenían agua caliente y se alimentaban mal. Muchas veces los dueños del campo les mentían a los padres de los niños que se enfermaban, que eran llevados al hospital, pero en realidad los curaban ellos mismos de manera muy informal», explicó otro de los jefes que intervino en el operativo.

Además, explicó que esta organización tenía en Bolivia una red para captar a las familias que no tenían trabajo, y mediante falsas promesas, les ofrecían venir a la Argentina.

En los allanamientos la policía incautó, entre otros elementos, todo tipo de bidones, envases de fertilizantes y líquidos para fumigaciones además de polvos con distintos grados de toxicidad, lo que representa un riesgo para la salud de las personas y el medio ambiente. También se incautaron armas de fuego, municiones y dinero en efectivo.

Interviene en este hecho la U.F.I y J N° 1 del Departamento Judicial de Quilmes.

Policiales

Merlo: Policias fueron sumariados por hacer una reunión «de amigos» y romper la cuarentena

Publicado hace

Siete policías bonaerense fueron sumariados y quedaron imputados en una causa por violar el aislamiento social, preventivo y obligatorio decretado por el coronavirus, al determinarse que participaban de una reunión de amigos en una casa del partido bonaerense de Merlo, informaron hoy fuentes judiciales y policiales.

Además del sumario interno de la fuerza y la causa federal por violación al artículo 205 -referido a la violación del aislamiento-, el policía dueño de casa es investigado por averiguación de ilícito, ya que un vecino denunció que durante esa reunión efectuó disparos al aire, uno de los cuales impactó en su vehículo, añadieron las fuentes.

El hecho ocurrió ayer a la madrugada en una casa situada en Azopardo e Independencia, de Merlo Norte, adonde la policía llegó alertada por un llamado al 911 que indicaba que en una casa perteneciente a un efectivo de la fuerza bonaerense se desarrollaba una reunión de varias personas, y que se escuchaba la música alta y detonaciones de arma de fuego.

La denuncia fue realizada por dos vecinos, uno de los cuales aseguró que uno de esos disparos había impactado en la luneta de su Volkswagen Fox estacionado en la calle.

Un jefe policial reveló a Télam que los peritos que trabajaron más tarde en el lugar hallaron al menos diez impactos de bala en paredes de viviendas contiguas.

Al ingresar al domicilio denunciado, los efectivos de la Estación de Seguridad Departamental de Merlo identificaron al dueño de casa, un oficial del Comando de Patrullas de Moreno, quien estaba junto a otros seis policías y dos civiles participando de una reunión a pesar de la prohibición decretada ante la pandemia dle coronavirus, añadieron las fuentes.

Los efectivos secuestraron el arma reglamentaria del dueño de casa,una pistola Bersa Thunder con cargador y 17 proyectiles, y dispusieron el traslado de todos los presentes a la seccional local para iniciar las actuaciones de rigor, aunque luego cada uno retornó a su domicilio.

Voceros judiciales informaron que por averiguación de ilícito, es decir los disparos, se inció una causa penal en la fiscalía 2 de Morón, a cargo de Fernando Capello, con el dueño de casa como imputado, mientras que por la violación del aislamiento otra que tramita en la Justicia Federal y que tiene a los nueve participantes de la reunión investigados.

En tanto, Asuntos Internos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires inició un sumario para evaluar la conducta de los efectivos y disponer eventuales sanciones, al tiempo que ordenó el apartamiento de sus funciones del policía dueño de la vivienda mientras sigue adelante la investigación, según fuentes judiciales.

 

Telam

continuar leyendo

Policiales

Detuvieron a los responsables de la clínica de Villa Adelina tras 2 muertes y 36 contagios por coronavirus

Publicado hace

El dueño y dos directores de la clínica privada Centro de Salud Norte, ubicada en la localidad bonaerense de Villa Adelina, fueron detenidos luego de establecerse que allí al menos dos pacientes murieron a causa de coronavirus y 36 personas se contagiaron.

Los tres responsables del centro médico fueron acusados del delito de «propagación dolosa de una enfermedad infectocontagiosa» y por «presunto homicidio doloso», vinculado al incumplimiento de los protocolos de Covid-19, informó hoy a través de un comunicado la Policía Federal Argentina (PFA).

Las detenciones estuvieron a cargo de agentes de la Dirección General de Inteligencia Criminal de esa fuerza.

La clínica había sido clausurada el 17 de abril por orden del Juzgado Federal 1 de San Isidro, a cargo de Sandra Arroyo Salgado, por incumplir con las medidas de prevención establecidas en el decreto del gobierno nacional por la pandemia del coronavirus,

En la resolución, la magistrada también había dispuesto el allanamiento del lugar, el traslado de los pacientes a otras instituciones y la posterior clausura preventiva.

Además, Arroyo Salgado había ordenado que la medida se concretara luego de que las autoridades sanitarias de la provincia de Buenos Aires, en coordinación con PAMI y la municipalidad de Vicente López, trasladaran de manera urgente a los pacientes internados a hospitales de la zona y aplicaran el protocolo como posibles portadores de coronavirus, según la resolución a la que accedió Télam el día de la clausura.

Además, según el comunicado oficial de la fuerza de seguridad, se suma la sospecha de que las historias clínicas de los pacientes fueron adulteradas por los responsables del centro de salud y también de otras graves irregularidades.

«Se pudo comprobar que las autoridades de dicho centro de salud no habían comunicado esta situación a sus familiares, ni al personal de la cochería de sepelios contratada, cuyos dueños y empleada también resultaron contagiados», resaltó el comunicado.

Asimismo, se destacó que una de las personas fallecidas, una jubilada de 65 años, no fue tratada por coronavirus ni se le realizó el hisopado en vida, pese a tener síntomas compatibles con la enfermedad, cuyo resultado se conoció post mortem, a partir del análisis ordenado por la jueza.

 

 

Telam

continuar leyendo

Policiales

La Policía Federal desbarató una organización criminal de “policías truchos” en allanamientos en Burzaco, Claypole, Caseros y Vicente López

Publicado hace

Como consecuencia de seis meses de arduas tareas de investigación criminal, la Policía Federal Argentina desarticuló una organización criminal que cometía diferentes ilícitos haciéndose pasar por miembros de la Policía de la provincia de Buenos Aires. Además, los agentes de la PFA, tras una serie de allanamientos en Burzaco, Claypole, Caseros y Vicente López, lograron decomisar armas de fuego, uniformes y más elementos de interés para la causa judicial.

A fines de 2019, el personal del Departamento Unidad Federal de Investigaciones Especiales de la Policía Federal comenzó una pesquisa que, seis meses después, permitiría desbaratar a una banda criminal. Se logró descifrar el modus operandi de la organización: se disfrazaban de policías de la provincia y, con el pretexto de una orden de allanamiento, robaban el domicilio de la víctima. Recientemente y a causa del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio, los “falsos policías” optaron por hurtar camiones de carga bajo la modalidad de Piratas del Asfalto.

Al analizar lo recolectado de las 20 líneas telefónicas intervenidas y las cientos de horas de tareas de campo que realizó el personal policial, se individualizó a todos los miembros de la organización. Intervino en la causa la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio Nº 2 de Ezeiza, a cargo del Dr. Carlos Alberto Hassan, quien dispuso el allanamiento de varios domicilios vinculados a los involucrados. Como resultado se detuvo a seis personas y, al menos, otras 20 resultaron notificadas.

 

 

continuar leyendo

Destacado

This site is protected by wp-copyrightpro.com