25.1 C
Buenos Aires

El fenómeno expansivo de las ferias de libros

Por Carlos Rigel (Colaborador especial)

La presencia social de las ferias culturales y de libros en nuestro presente son un fenómeno expansivo de la urbanidad tanto local como nacional e internacional. Momento esperado del calendario anual prosperan en el mundo actual como íconos de los Estados y distritos que las promueven. Por eso hablamos de «La Feria de Frankfurt» o “La Feria de Buenos Aires”, y en lo interno, también de «La Feria del libro de Mar del Plata» o de «La Feria del Libro de Berazategui» o «la Feria del Libro de San Justo». Pero lo cierto es que el auge creciente de eventos presenta fallas: el librodiversidad explota a un ritmo muy superior a nuestra capacidad de absorción social de ese objeto sagrado que es el libro. Lo que la publicidad no logra debe traccionarlo el propio autor.

En Argentina nace un título cada 18 minutos, casi 30 mil novedades al año, cifra registrada por la Cámara Argentina del Libro (CAL), de los cuales más de un tercio sale a la venta a través de las librerías comerciales, y luego, los eventos culturales cíclicos y anuales, como por ejemplo, las ferias de libros que cubren el territorio. Otro vasto compartimiento lo ocupan los ebooks de acceso libre o restringido por red, aunque registran mermas recientes en favor del papel impreso.

Y aunque parece una tendencia que habla bien de la difusión de los autores y sus obras, el volumen total entra en contradicción con la disponibilidad de metros cuadrados destinados a la exposición y la venta. La lucha por ganar espacio visual de interés en el transeúnte o la visita al comercio, es salvaje. De allí, los altísimos porcentajes de ganancia al comerciante por ejemplar vendido que destinan algunos de los sellos editoriales más importantes de nuestro país. La idea es ganar la vidriera.

Las ferias anuales regionales, si bien son un desahogo para el comercio, de nuevo producen el cortocircuito de tener que priorizar el espacio según las tendencias en la venta: las novedades de los sellos y grupos editoriales importantes cobran otra vez la delantera. A la feria internacional del Libro de Buenos Aires, inaugurada en 1974, debemos el encendido de la red luces que hoy prosperan en el territorio nacional como ferias de libros provinciales y comunales. También a lo restrictivo de su acceso tanto para lectores como a los autores, además de las distancias agotadoras características de nuestra patria. Hoy son un fenómeno social expansivo con fallas y ventajas comparativas.

A estas últimas, por suerte, no sólo arriban los sellos editoriales famosos con sus propuestas comerciales, sino que también gozan de espacio anual con sus obras, narradores, poetas, recopiladores y periodistas de difusión regional y local. Es entonces cuando la cifra arriba citada al menos se triplica con el material editado por fuera del registro oficial de títulos, los volúmenes no identificados con el ISBN, pertenecientes a autores emergentes con ediciones de bajo tiraje.

Sin duda, los autores maduros o emergentes regionales llevan adelante una tarea hormiga y faraónica de salir a enfrentar a los grandes mercaderes del libro y acaparadores del espacio visual de venta, incluso en las ferias regionales. Naturalmente que el ejemplar de bajo tiraje de un autor emergente debe competir no sólo en contenido, sino también en calidad, en presentación, en diseño, y todo el esfuerzo pago de su propio bolsillo a través de imprentas barriales. Pero sin esta oportunidad tampoco tendrían ni siquiera una alternativa de salida comercial para sus obras. Y sin embargo cuentan con una ventaja: la adhesión de su propio público zonal.

Pero este compartimiento también tiene sus flaquezas y es que, tristemente, el autor que elige este camino no cruce jamás al campo ajeno, entendido como la difusión y trascendencia de su obra a otro distrito u otra provincia. De los conceptos de Jorge Herralde, director de Editorial Anagrama, e incluso de Beatriz de Moura, directora de Tusquets Editores, los autores que promueven sus obras por caminos externos al circuito regular de márquetin editorial, difícilmente accedan a él alguna vez, condenados a transitar la periferia, pendientes de las propias capacidades de promoción y venta hasta el fin. La ausencia de distribución conspira contra el descubrimiento de figuras.

Otra constante que revelan las ferias de libros regionales es el interés por la historia de los pueblos y ciudades que habitan, hablamos de recopilaciones, de documentación histórica de los fundadores, el origen de los nombres de cada localidad y hasta reportajes a personalidades de trascendencia comunal, donde destacan las obras de historiadores y periodistas de proyección interna, material que acaso no cuenta con interés de otro Estado limítrofe, y quizá de bajo o nulo interés nacional, pero que sin embargo agotan ediciones. El calendario de eventos editoriales para los vecinos bonaerenses crece.

Por otro lado, la narrativa y la poesía gozan de buen salud en la comunidad provincial sostenida por el flujo permanente de novedades literarias. A este fenómeno debemos la multiplicación de la nómina de autores desconocidos en el orden nacional y regional, e incluso muchas veces local, aunque esto no es peyorativo de la obra, sino que habla de la exigua y tímida difusión. Pero ahora el vecino de una ciudad del conurbano puede elegir entre autores destacados de la literatura universal, los del orbe nacional y también la obra de figuras barriales y zonales, experimentadas o emergentes, en eventos masivos de interés público. La oferta va de libros caros a trípticos, cuadernillos y hasta fotocopias dignamente encuadernadas.

La oferta es enorme, la variedad extensa y la elección audaz, pero siempre es grato conocer a los vecinos de sus propias ciudades, pueblos y barrios, ocupados en la tarea majestuosa de escribir.

CR

 

El calendario de eventos en la provincia de Buenos Aires para el resto de 2016.

 

 

6 Feria del Libro Infantil y Juvenil

Sede Tecnópolis, (Villa Martelli)

16 al 31 de julio

 

 

Puerto de Lectura

(Mar del Plata) – Infantil y Juvenil

Fecha a confirmar

 

Feria del Libro Regional de Adrogué

Almirante Brown, Adrogué

18 al 24 de Julio

 

 

Feria del Libro de Tandil

(Tandil)

03 al 07 de Agosto

 

I Feria Federal del Libro de Almirante Brown

(Adrogue)

11 al 15 de Agosto

 

 

Feria del Libro de Junín

(Junín)

Fecha a confirmar

 

 

Feria de la Cultura Popular

(Florencio Varela)

30 de Sept. al 10 de Octubre

 

 

Feria del Libro Martin Fierro

(Pehuajó)

Fecha a confirmar

 

 

Feria del Libro de Castelli

(Castelli)

06 al 09 de Octubre

 

 

LibrArte, 11º Feria del Libro

(Berazategui)

08 al 16 de Octubre

 

 

Feria del Libro de San Justo

(La Matanza)

16 al 25 de Septiembre

 

Feria del Libro de Moreno

(Moreno)

Fecha a confirmar.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

ÚLTIMAS NOTICIAS

Berazategui: Siguen en diciembre las ofertas con Mercado Vecino

Todas las ediciones de esta feria itinerante son controladas con el objetivo de seguir haciendo respetar la distancia social, las pautas de higiene y...

San Fernando: Alertan sobre los peligros de controles oftalmológicos no autorizados

Refiriéndose a la difusión en redes sociales de controles de la visión no autorizados por el Municipio, el Subsecretario de Salud Pública de la...

Morón: Comenzó la tercera etapa de créditos a tasa cero

El Municipio de Morón convoca a pequeñas empresas del distrito a inscribirse en el Programa SOSTÉN, mediante el cual se otorgarán microcréditos a tasa...

La Plata: Se conocieron los músicos platenses seleccionados para la grabación y difusión de sus proyectos

La iniciativa, enmarcada en el programa “Cultura en casa”, fue impulsada por la Secretaría de Cultura y Educación de la Comuna, y tuvo como...

¡SEGUINOS!

This site is protected by wp-copyrightpro.com