Contactanos

Sociedad

Lanús: Historia de una cooperativa recuperada por sus trabajadores que quiere volver a resurgir

Publicado hace

Citrus Argentinos es una cooperativa que se conformó en 2005, en la localidad bonaerense de Lanús. Surgió por la iniciativa de más de 30 trabajadores que decidieron continuar con la fabricación de jugos Suin, una empresa que había sido declarada en quiebra.

En pleno auge, llegaron a tener tres plantas distribuidas en Dock Sud, Barracas y Lanús con 365 trabajadores, pero luego debido a las políticas de a mediados de la década de los 90 y del 2000 la debacle se desataría, lo cual dio lugar para que los obreros tomaran las riendas del lugar.

Cuándo todo se caia a pedazos a nosotros también nos tocó en el 2001 y en enero de 2002 tomamos la fábrica para reclamarle a los dueños los sueldos que nos debían.

Pero tras acordar los pagos de los haberes atrasados todo se volvió aún más difícil, ya que se fue reduciendo los montos de los salarios hasta llegar a cero.

Es allí, que tras idas y venidas decidieron realizar por ellos mismos una gran tanda de producción que luego pusieron a la venta. En base a ese primer fruto que luego daría luz a la cooperativa, de repente apareció en la planta un supuesto dueño a reclamar dinero, ” cuando le dijimos que eso era nuestra plata que hicimos nosotros porque ellos nos abandonaron, sin sueldos, sin aportes, él nos dijo que éramos unos hijos de p*** y se fue prometiendo volver a buscar más plata”.

En tanto, destacan la ayuda brindada en aquel entonces por el ex intendente de Lanús, Manuel Quindimil, “el nos dió una mano muy grande, hasta nos presentó el abogado para que podamos formar nuestra cooperativa”.

El motor del esfuerzo de estos obreros comenzó a funcionar A fines del 2005 hasta que en el 2016 comenzaron los primeros palos en la rueda. “Hubo un gran error en el gobierno anterior, creian que con 300 mil pesos nos ayudaban y no era asi, no alcazaba para nada y estos años con los aumentos de las tarifas de la luz y el gas nos mató, además teníamos afuera del país mercadería que vendimos a razón de 9.85 de dólar como futuro pago pero después el dólar subió a 14 y nos terminó de matar” ratificaron.

En este mismo sentido, destaca que ” nosotros pagamos anteriormente 20 mil pesos por la luz y hoy pagamos 70 mil, por eso tendríamos que aumentar el precio del producto pero no podemos porque nuestros clientes no nos compran”.

Así también, el presidente de esta cooperativa desmintió que reciban algún subsidio para el pago de los servicios esenciales para el funcionamiento de la empresa, y por eso en la actualidad se encuentran con una producción mínima a detenida por los altos costos qué conlleva y por la poca venta.

“En nuestras casas estamos como en el 2001, cada vez nuestro presupuesto se va achicando, ojalá que crezca la venta, nosotros dependemos de de esa venta porque con eso solucionamos todo y podemos estar más tranquilos pero si sigue todo así, no vemos un futuro” concluyó Juan, que con sus manos curtidas por el trabajo, hoy sigue apostando junto a sus compañeros a redoblar esfuerzos para seguir adelante con la cooperativa.

Fotos Ezequiel Peralta

 

Sociedad

Estudiantes bonaerenses realizan prácticas profesionalizantes en laboratorios del INET

Publicado hace

En un trabajo conjunto con la Universidad Nacional de La Matanza, estudiantes de escuelas técnicas del Conurbano Bonaerense están realizando prácticas de hidráulica en uno de los laboratorios del Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET).

Son alumno/as del último año de secundarias técnicas de zona oeste (La Matanza, Morón) que generalmente realizan sus prácticas profesionalizantes en entornos formativos de la Universidad.

Como parte de un acuerdo entre el INET y esa casa de estudio, este año practican en el Laboratorio Industria 4.0 del Instituto -que cuenta con equipamiento de última generación donado por Festo S.A. Allí, arman circuitos hidráulicos similares a los que armarían en una empresa.

Lo/as estudiantes están acompañados por docentes o tutores de su institución y las prácticas están a cargo del Ing. Claudio Picotti, de la Universidad.

continuar leyendo

Sociedad

La Plata: Investigadores dieron a conocer que plantas e insectos son peligrosos para los firulais y los michis

Publicado hace

Las intoxicaciones en perros y gatos ocurren con bastante frecuencia. Generalmente son los cachorros los más afectados debido a su curiosidad por explorar el entorno que los rodea. Comparando perros y gatos, los felinos se intoxican con menor incidencia debido a que son más selectivos al momento de utilizar algún elemento para jugar; los perros, por el contrario, muerden y tragan objetos con mayor insistencia.

Un equipo de investigadores del Laboratorio de Bioquímica de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Nacional de La Plata realizó una clasificación de las plantas ornamentales tóxicas que con mayor frecuencia provocan intoxicaciones en mascotas, y los insectos y animales venenosos que representan un peligro para ellas. Son verdaderos enemigos silenciosos muy comunes en los jardines y en el hogar.

Muchas son las sustancias que pueden provocar daños de gravedad variable a perros y gatos, especialmente cuando ingresan por la boca o en ocasiones por la piel. Entre las intoxicaciones intencionales (o maliciosas), los plaguicidas han sido utilizados histórica y vilmente para matar animales domésticos. Con respecto a las intoxicaciones accidentales (donde no media intencionalidad), deben considerarse los fármacos de uso humano y veterinario.

“Muchos propietarios desconocen que existen plantas y animales que se encuentran en sus jardines y casas que pueden provocar intoxicaciones de gravedad variable en perros y gatos”, señaló el doctor Pedro Zeinsteger integrante del equipo de investigación del Laboratorio de Bioquímica de la Facultad de Ciencias Veterinarias, y describió con detalle cuáles son las especies consideradas más peligrosas.

Las plantas tóxicas

Existen plantas que poseen estructuras microscópicas en sus hojas que, si son mordidas, pueden provocar irritación intensa de la boca y la lengua y otras estructuras anatómicas cercanas; es el caso de la “difembaquia” (Dieffenbachia sp.), la “costilla de Adán” (Monstera deliciosa), la “oreja de elefante” (Alocasia sp.) y la “cala” (Zantedeschia sp.), entre otras. Cuando una mascota se expone a estas especies vegetales es necesario que el propietario lave la boca de su mascota con abundante agua de canilla y que concurra a la clínica veterinaria a la brevedad. Estas intoxicaciones no suelen ser peligrosas, y el profesional veterinario sabrá administrar el tratamiento adecuado.

Ciertas plantas producen frutos que pueden resultar atractivos para los caninos. Los frutos del “paraíso” (Melia azedarach), si son consumidos, provocan un cuadro gastroentérico de gravedad variable (caracterizado por vómitos y diarrea) e incluso sintomatología neurológica. Otros, como los frutos del “jazmín paraguayo” (Brunfelsia sp.) pueden provocar una variedad de signos que afectan al aparato digestivo, al corazón y al sistema nervioso. De ocurrir la ingestión de los frutos de alguna de estas plantas, puede desarrollarse un cuadro grave que requiere pronta atención veterinaria.

Existen plantas que son muy peligrosas para la salud de las mascotas, la ingestión de alguna de sus partes puede conducir a un desenlace fatal. Es el caso de la “adelfa” o “laurel de jardín” (Nerium oleander), planta muy común en jardines y parques debido a su rusticidad y la belleza de sus flores; sus principios tóxicos afectan especialmente al corazón. Otra planta que representa un peligro muy grave para el felino es el “lirio” (Lilium sp.), planta extremadamente popular por la belleza de sus flores. Esta especie vegetal, que puede provocar daños graves a los riñones del gato, no debería estar presente en el hogar donde existe un felino (especialmente si el animal es joven). Toda la planta es tóxica para la especie, particularmente flores y hojas, aunque también el polen y el agua del jarrón que la contiene.

Insectos y animales venenosos

 De todos los animales venenosos que se encuentran en La Plata y alrededores, tan solo unos pocos representan peligro para la salud de las mascotas.

En el grupo de los insectos, los accidentes más frecuentes son los provocados por las abejas. Estas poseen un veneno capaz de provocar una reacción local, dolorosa, o bien una respuesta generalizada conocida como shock anafiláctico (el que depende de la susceptibilidad de cada individuo). Si una mascota es “picada” por una o más abejas, es aconsejable remover el o los aguijones usando una tarjeta plástica (tipo débito) a contrapelo; no se aconseja usar pinzas ya que, si se presiona la glándula de veneno que queda con el aguijón, es posible que se inocule más veneno

Entre los arácnidos, las arañas y los escorpiones son tal vez el grupo más temido por las personas; es importante sin embargo remarcar que solo algunas pocas especies son consideradas peligrosas.

 La “araña violinista” o “araña del rincón” o “araña marrón” (Loxosceles sp.), un ejemplar que suele tener hábitos intradomiciliarios, es una especie peligrosa. A pesar de ello, no es una araña agresiva, los accidentes ocurren porque las mascotas las pisan o se acuestan sobre el lugar donde éstas se encuentran. El veneno de esta araña puede provocar reacciones locales o sistémicas, las cuales pueden ser graves.

Otra araña peligrosa es la “viuda negra” (Latrodectus sp.), de hábitos peri-domiciliarios, aunque no es frecuente en la zona. No es agresiva, solo “pica” cuando se encuentra entre las ropas, al ser apretada; la signología que provoca su veneno es de tipo nervioso. El diagnóstico de los envenenamientos provocados por arañas no suele ser sencillo, particularmente porque no siempre son halladas en el lugar (esto hace que muchas personas consideren que alguna lesión en la piel fue provocada por una araña, cuando en realidad la causa pudo ser otra).

Dentro del grupo de los arácnidos también están los escorpiones. Todos poseen veneno, sin embargo solo algunos pocos son peligrosos para las mascotas, como por ejemplo el género Tityus. Los escorpiones en general se encuentran en zonas oscuras y donde abunda alimento (por ejemplo, cucarachas), poseen un veneno que al ser inoculado provoca intenso dolor local y son posibles las manifestaciones sistémicas. Si un animal es “picado” por un escorpión, se aconseja aplicar hielo y acudir a la brevedad a la clínica veterinaria.

En cuanto a las serpientes u ofidios, los envenenamientos más frecuentes ocurren por la “picadura” o “mordedura” de las “yarará” (género Bothrops). El veneno de estas serpientes es una mezcla compleja de sustancias capaces de provocar gran daño local caracterizado por hinchazón, hemorragia y necrosis (muerte de tejidos), aunque también son posibles los daños sistémicos (distantes al sitio de la mordedura), como por ejemplo sangrado, daño muscular, renal, etc.

La mayoría de los accidentes ofídicos ocurren en caninos, debido a su curiosidad, por lo que son comunes las mordeduras en el rostro o miembros anteriores. Los signos que puede presentar un animal mordido por una yarará incluyen gran hinchazón, uno o dos puntos por donde mana sangre que no coagula (corresponden a la mordida, la serpiente puede haber inoculado veneno con uno o los dos colmillos), mucho dolor (el animal se rasca, llora, está inquieto, etc).

Algunas especies de sapos poseen glándulas especiales que producen una mezcla de sustancias tóxicas capaces de provocar gran irritación en la lengua y boca (mucha salivación) y en algunos casos signos cardíacos y nerviosos. Es fundamental que, si una mascota lame o muerde un sapo, el propietario lave rápidamente la boca con agua de canilla (con una manguera, por ejemplo).

En cualquiera de los casos mencionados, el propietario debe acudir a su veterinaria de confianza. Es el profesional quien sabrá tratar a su perro o gato de manera adecuada, y quien sabrá darle asesoramiento para evitar estos y otros riesgos que pudieran afectar la salud de su mascota. 

continuar leyendo

Sociedad

El tren Belgrano Norte y Urquiza tendrán nuevos operadores

Publicado hace

El Gobierno Nacional publicó hoy la licitación internacional para la concesión, operación, mantenimiento y obras de mejoras en las líneas de trenes metropolitanas Belgrano Norte y Urquiza, en las que viajan a diario unas 165.000 personas.

La nueva licitación incluye la operación de los trenes y gestión del personal, el mantenimiento y un plan de obras para ambas líneas ferroviarias, por un plazo de 15 años.

Como primer paso del proceso de licitación, se contempla la organización de un data room, un espacio de presentación a potenciales interesados, quienes podrán hacer llegar consultas sobre aspectos técnicos de los pliegos.

Las mejoras incluyen la incorporación de material rodante, renovación de vías, talleres de mantenimiento y reparaciones, estaciones, sistemas de señalamiento y comunicaciones y obras de arte como puentes, entre otros trabajos.

El Belgrano Norte, con unos 95.000 pasajeros diarios, une a la localidad Villa Rosa (Pilar) en el noroeste bonaerense, con Retiro, pasando por los partidos de Malvinas Argentinas, Tigre, San Isidro y Vicente López.

El tren Urquiza, con cabecera en General Lemos, partido de San Miguel, atraviesa Tres de Febrero y San Martín hasta llegar a su cabecera en la ciudad de Buenos Aires en la estación Federico Lacroze, en Chacarita. Transporta a diario unos 75.000 pasajeros.

Ambas líneas vienen siendo gestionadas por operadores privados desde la primera mitad de los años 90, fecha en que se les otorgó la concesión original, que venció el año pasado y fue prorrogada mientras se avanzó en los nuevos pliegos de licitación.

En las 7 líneas metropolitanas de trenes viajan a diario 1,5 millones de personas, conectando a más de 30 partidos de la región metropolitana con la Ciudad de Buenos Aires en las cabeceras de Once, Constitución, Retiro, Sáenz, en el barrio de Nueva Pompeya y Federico Lacroze, en Chacarita.

continuar leyendo

Destacado